¡Sintiendo nuestros pies!: El trípode plantar

POR EN TÉCNICA - MÉTODO PILATES SIN COMENTARIOS , , , , , ,

anatomia2

 

Una de las particularidades del Método Pilates es la de que entrenamos o bien descalzos o bien con calcetines técnicos adecuado para ellos. 

¿ Por qué ? Porque nuestros pies son la base de nuestro cuerpo; de hecho, constituyen una estructura compleja (26 huesos, músculos, ligamentos, vasos, nervios y grasa), que es la que más ha evolucionado a lo largo de millones de años de cara a permitirnos la bipedestación y por ello es esencial sentirlos, entrenarlos, flexibilizarlos y fortalecerlos. 

Nuestros pies, tienen 2 funciones esenciales:

1)- Soportan grandes cargas – de ahí su potente estructura  – pues absorben y amortiguan el impacto que nuestro cuerpo recibe del suelo al movernos.

2)- Son los responsables de proporcionar la “Propulsión”, estabilizándonos además durante el movimiento, al adaptarse a las cargas de peso, los desniveles o los diferentes terrenos sobre los que caminamos, corremos, saltamos, etc. 

Tanto es así, que reciben una presión superior al peso de nuestro propio cuerpo, presión que se multiplica cuando la actividad realizada es de mayor impacto que la marcha (correr, saltar, etc).

Por ello, es imprescindible prestarles atención, aprender a conocerlos y sobre todo ¡sentirlos!, máxime, cuando desalineaciones en nuestros pies provocarán  – con el tiempo – lesiones de rodilla, columna, etc. 

Además de todo ello, hemos de tener en cuenta que la planta del pie acumula el 70% de los receptores propioceptivos de presión con los que contamos para movernos: ¡Ahí es nada!

Pero, ¿Qué es la Propiocepción? Es el sistema que tiene nuestro cuerpo para informarnos de nuestra posición y orientación en el espacio.

Por todo ello, un correcto apoyo es esencial para estabilizarnos, movernos y estabilizarnos en el movimiento de manera saludable y segura. 

¿ Y cuál es dicho apoyo? ¡EL TRÍPODE PLANTAR!

1393722_457301931053701_513500954_n

Pero, ¿Qué es? Es una estructura triangular compuesta por 3 PUNTOS DE APOYO: 

1)- El talón (para ser más exactos el hueso calcáneo)

2)- Por dentro, la cabeza del primer metatarsiano (o dedo gordo)

3)- Por fuera, la cabeza del 5º metatarsiano (o dedo pequeño)

 

Como se puede ver en la imagen de la derecha, el calcáreo, primer metatarsiano y 5º están unidos entre sí por una banda aponeurótica y muscular

Como se puede ver en la imagen de la derecha, el calcáneo, primer metatarsiano y 5º están unidos entre sí por una banda aponeurótica y muscular

 

Estos 3 puntos que conforman el trípode están unidos entre sí por una banda aponeurónica (tejido conectivo), así como por músculos.

Pero, ¿cómo trabajan entre sí? Cuando estamos en marcha, el peso de nuestro cuerpo es recibido por el primer punto de apoyo del talón (el calcáneo) y desde allí, se desplaza progresivamente a través de los arcos de la planta del pie hacia el primer y 5º metatarso y es en ese momento cuando el peso de nuestro cuerpo es recibido y soportado por estos dos puntos de apoyo y desde ahí repartido al resto de la estructura de nuestro pie.

Todo ello, obviamente, en un pie sano. Como es lógico, si el pie registra desalineaciones, este “juego de transmisiones de fuerzas” variará considerablemente afectando al resto de nuestro cuerpo…

Pero eso, ¡lo dejamos para otra entrada!

TiposPisada

 

Por el momento, lo que haremos durante este mes de Enero es descubrir estos puntos de apoyo y transmisión de movimiento para poder sentir más y mejor nuestros pies.

¿OS APUNTÁIS?

¿Compartes tu opinión con nosotros?