Hace muchos años la lectura de un artículo de una revista dedicada a nutrición y salud, de la que era lectora habitual, despertó en mí un gran interés por el Método Pilates.

Nunca me gustaron los gimnasios, ni en forma ni en fondo. Buscaba algo mucho más personalizado, riguroso y profundo, pues aunque no tenía ningún problema de salud, sabía que por mi profesión pasaba demasiadas horas sentada, ante ordenadores y no siempre adoptando la postura más saludable para mi columna.

Pero en Málaga, donde yo vivía por aquel entonces, no había ni centros ni profesores de Pilates, y de algún modo, tuve que dejar mi curiosidad guardada en un cajón.

Hasta que la vida me llevó a trasladarme a esta ciudad de A Coruña. El nivel de estrés de mi trabajo por aquel entonces, hizo que mi espalda comenzara a resentirse y de nuevo recordé aquel método sobre el que tanto había leído y que nunca había podido practicar, así que ¡comencé a buscar! Y tras mucho preguntar, localicé a mi primera profesora de Pilates Suelo.

Si bien ella me ayudó a entender e interiorizar los elementos básicos del método, al cabo de un año, sentía que necesitaba más. ¿Y qué era ese más? Adentrarme en el método tal y como lo concibió su creador, Joseph H. Pilates; es decir, trabajar con las máquinas y accesorios diseñados por él y necesarios para vivirlo en su plenitud.

Y así fue cómo encontré a la que, primero fue mi profesora, luego mi mentora y ahora entrañable amiga, Alejandra Viera. Ella me enseñó a sentirlo de una manera intensa, rigurosa y así mismo, fue la que me animó a saber más, más y Más… hasta que, un día, decidí aparcar la Dirección Comercial, y ¡profesionalizarme!

Desde ese momento, he recorrido un camino de intenso aprendizaje, a lo largo del cual, he tenido el privilegio de formarme con algunos de los profesionales más destacados del sector, tanto nacionales como internacionales tales como Mabel Cabrera, Luisa Core, Alan Herdman, Rebekah Rotstein, Michael King, Gideon AvrahamiRael Isacowitz o Kathy Coreyentre otros y certificándome internacionalmente con la PMA™ (Pilates Method Alliance).

Así mismo, mi interés por la Anatomía y otras técnicas de movimiento, me han llevado hasta Blandine Calais-Germain – uno de los mayores referentes europeos en anatomía – con la que me he certificado en dos técnicas complementarias a cualquier otra actividad física: Abdominales sin riesgo® y Periné y Movimiento®

Y como soy curiosa y considero que “quien se atreve a enseñar, no debe nunca dejar de aprender”, seguiré estudiando, buscando, investigando y formándome para ofrecer a mis clientes, el mejor servicio relacionado con El Movimiento.

¿ME ACOMPAÑÁIS?

THALÍA CALVIÑO