¿Qué son realmente las agujetas?

POR EN RESPONDIENDO A VUESTRAS PREGUNTAS SIN COMENTARIOS

agujetas

 

 

En la Escuela, parece haber dos “bandos” en relación a las agujetas: aquellos que adoráis sentirlas y si -tras un entrenamiento- no las tenéis venís a transmitirme vuestra preocupación por “no haber entrenado bien” y aquellos otros que las detestáis…

Pero, ¿QUÉ SON exactamente, LAS AGUJETAS?

La Mialgia Diferida o Dolor Muscular Post Esfuerzo de Aparición Tardía (DOMPAT), se manifiesta en forma de un dolor localizado tras la PRÁCTICA de EJERCICIO generalmente de una INTENSIDAD SUPERIOR a la que estamos ACOSTUMBRADOS.

Dicho dolor, se suele manifestar a las 24 horas de la práctica y puede alcanzar su fase más aguda a las 48 horas, incluso extenderse durante algunos días más.

¿POR QUÉ SE PRODUCEN, LAS AGUJETAS?

Está comúnmente aprobado por la comunidad científica que dicho dolor se debe a que – durante la práctica deportiva – se han producido MICRO ROTURAS DE FIBRAS MUSCULARES debido al esfuerzo realizado.

Y, ¿cómo se defiende el músculo ante dicho esfuerzo?, pues ENVIANDO un S.O.S. a ciertas terminaciones nerviosas, de ahí la INFLAMACIÓN y consiguiente DOLOR. Pues, por regla general, si algo nos duele, no lo movemos, ¿verdad?

Pero, entonces, ¿ES PERJUDICIAL TENER AGUJETAS?

Todo depende del grado de inflamación y de lo que hagamos después.

1)- SI LAS AGUJETAS SE PUEDEN SOPORTAR:

Tras haberse producido las micro – roturas y si le proporcionamos al músculo el ALIMENTO y el DESCANSO necesarios, dichas FIBRAS se reconstruyen en MÁS FUERTES Y RESISTENTES y – por lo tanto – NUESTRO TONO MUSCULAR MEJORA. En este caso, incluso nos beneficiará SEGUIR REALIZANDO EJERCICIO durante el tiempo que las padezcamos.

2)- SI SON DEL TIPO “NO ME PUEDO MOVER”. ¡Atención!

Puede ocurrir que la ROTURA MUSCULAR implique DESCOMPOSICIÓN DE LAS CÉLULAS MUSCULARES lo que provoca que la mioglobina (una proteína) se vierta al torrente sanguíneo, provocando PROBLEMAS RENALES.

Pero, obviamente, este segundo caso, sólo se produciría en ENTRENAMIENTOS EXTREMOS, más cercanos al que se realiza con pesas y de alto impacto, y eso no es lo que realizamos en la Escuela, ¿verdad?

Pero, ¡ojo!, hemos dicho que las AGUJETAS son el fruto del esfuerzo realizado, pero, dicho esfuerzo no sólo depende del tipo/intensidad del entrenamiento; hay otros FACTORES QUE INFLUYEN en la aparición de las mismas como la ALIMENTACIÓN, EL GRADO DE HIDRATACIÓN O LA FORMA DE ENTRENAR…

Así pues, PODEMOS REDUCIRLAS:

1)- ¡¡SIENDO CONSTANTES EN EL ENTRENAMIENTO!!. ¿Por qué? Porque los músculos se habitúan al esfuerzo.

2)- INCREMENTANDO LA INTENSIDAD DEL ENTRENAMIENTO PAULATINAMENTE.

3)-HIDRATÁNDONOS correctamente.

4)- Tomando ALIMENTOS RICOS EN SODIO.

5)- TOMANDO PROTEÍNAS (preferiblemente de origen vegetal). Las proteínas son el principal alimento de las fibras musculares y de ellas, se obtienen los aminoácidos necesarios – como la Creatina – para que dichas fibras se recuperen antes. 

 

¡¡Hay que prestar atención al hecho de que muchos alimentos vegetales tienen más proteínas que los de origen animal!!

¡¡Hay que prestar atención al hecho de que muchos alimentos vegetales tienen más proteínas que los de origen animal!!

 

Así pues, si hemos faltado a varias clases, hemos estado mucho tiempo sentados, con mucho estrés, nos hemos alimentado mal, hemos fumado de más, etc. es mucho más probable que tengamos muchas más agujetas que si atendemos a todas las recomendaciones previas.

En cualquier caso, para SABER SI UN ENTRENAMIENTO HA SIDO BUENO para nosotros o no, hemos de ATENDER A LO QUE NOS DIGA NUESTRO ORGANISMO: Si tenemos una sensación generalizada de bienestar, energía, flexibilidad y fuerza, es que todo ha ido bien, independientemente de que haya o no agujetas… 

Imagen_ini

¿Compartes tu opinión con nosotros?