El “Síndrome del dolor lumbar”: La peste del S.XXI.

POR EN ¿APRENDEMOS ANATOMÍA? 2 COMENTARIOS

lumbalgia 1

 

El dolor de espalda a nivel lumbar se ha convertido en un problema diario con el que 8 de cada 10 españoles tienen que lidiar, lo que lo convierte en uno de los problemas más serios a gestionar desde el punto de vista de la Salud Pública, máxime cuando se estima que es el motivo causante de ¡1 de cada 3 bajas laborales!.

En este sentido, es igualmente llamativo que en el 80% de los casos, no existe una lesión médicamente demostrable, sino que es resultado de una conjunción de factores musculares y psicosociales que conducen a una situación de atrofia muscular que empeora el problema…

Así, algunos de vosotros habéis atravesado o estáis atravesando en estos momentos una crisis de dolor lumbar agudo y las pruebas diagnósticas no arrojan luz al respecto. Es por ello, por lo que me parece buena idea adentrarnos en este complejo mundo del dolor lumbar explicando con algo más de detalle de qué se trata (o se pueda tratar…)

Cuando la columna lumbar duele, dicho dolor (independientemente de su intensidad) se puede deber a:

1)- CAUSAS INTRÍNSECAS A LA COLUMNA LUMBAR. 

lumalgias 2

Las causas de dolor lumbar intrínseco se originan en las diferentes estructuras de la columna lumbar: vértebras, articulaciones, ligamentos, raíces nerviosas, músculos y fascias.

Dicho dolor se origina en el conjunto de estructuras que conforman la columna lumbo-sacra. Dichas estructuras pueden ser:

  • Las VÉRTEBRAS. Desgaste y pequeñas fracturas de las mismas pueden afectar al periostio (una membrana de tejido conectivo que recubre los huesos) y generar dolor.
  • Las ARTICULACIONES, como las interapofisarias o el disco ínter vertebral. El dolor puede provenir de un mal alineamiento de las mismas (cuando hay desviaciones de columna como la escoliosis o variaciones de las curvas como hípercifosis o híperlordosis), por enfermedades degenerativas como la artrosis o por una sobrecarga de las mimas resultado de un esfuerzo.
  • Los LIGAMENTOS. Cuando se ven presionados a causa de alguna degeneración del disco intervertebral.
  • Las RAÍCES NERVIOSAS. Existe todo un entramado de nervios a nivel lumbar que se denomina “Plexo lumbosacro” que pueden generar gran dolor con parestesia si se ven comprimidos por razones múltiples.

    ¿Veis el complejo entramado de nervios a nivel lumbar? Si se ven comprimidos por diferentes causas, pueden generar crisis agudas de dolor incluso con parestesia

    ¿Veis el complejo entramado de nervios a nivel lumbar? Si se ven comprimidos por diferentes causas, pueden generar crisis agudas de dolor incluso con parestesia

  • Los MÚSCULOS Y FASCIAS. Si existe algún problema en las articulaciones y ligamentos, se puede producir igualmente una contracción del músculo a modo de protección que puede revertir negativamente en las articulaciones al presionarlas más y generar así un círculo vicioso de dolor y falta de movilidad. Del mismo modo, si la fascia se distiende puede generar un intenso dolor sordo.
  • ENFERMEDADES ESPECÍFICAS DE LA COLUMNA localizadas en dicha zona, tales como:
    • Osteoartritis.
    • Osteoporosis.
    • Hernia lumbar o rotura de disco.
    • Estenosis de canal (estrechamiento del canal medular con compresión de la médula espinal)
    • Como ya apunté antes, modificaciones en las curvas naturales de la columna, como la escoliosis, la híperlordosis o la rectificación.
    • Otras muchas (espondilolistesis, espondiloartrosis,etc.)

2)- CAUSAS EXTRÍNSECAS A LA COLUMNA LUMBAR. Pueden ser muchas y entremezcladas entre sí, pero me gustaría destacar:

  • PATOLOGÍAS VISCERALES. Tanto de vísceras localizadas en la cavidad torácica, pero sobre todo en la abdominal y pelviana. Así infecciones en los riñones, vejiga, útero y otros pueden generar crisis lumbares agudas. 
  • ALTERACIONES DEL SISTEMA NERVIOSO. Situaciones de estrés laboral, angustia, depresión, etc. constituyen una de las causas más destacadas de dolor lumbar.

Y, ¿qué personas son más proclives a padecer este “Síndrome del Dolor Lumbar? 

Aunque, como ya apunté antes, es uno de los grandes males sanitarios de nuestros tiempos y pocos son los que se salvan, también es cierto que hay más grupos de población con mayor riesgo, tales como:

lumbalgias 4

 

  1. Personas con puestos de trabajo estáticos. Como el tronco está demasiado tiempo flexionado y con frecuencia las piernas permanecen cruzadas (siempre en la misma dirección), la presión sobre la lumbar aumenta y las descompesaciones musculares, ligamentosas, articulares, etc. aumentan.
  2. Personas con puestos de trabajo donde se realicen transportes de pesos/bultos. Pues en estas profesiones se realizan continuas flexiones y rotaciones de tronco y se tira / empuja continuamente de objetos y todos estos movimientos bruscos y repetitivos presionan las estructuras de la lumbar.
  3. Caminar habitualmente despacio y con los brazos ocupados (con objetos, en los bolsillos, con bolsos pesados en una mano/hombro, etc); de esta manera se reduce el movimiento de la columna y se sobrecargan los tejidos. Caminar más deprisa y -sobre todo- balanceando los brazos previene sobrecargar la lumbar.
  4. Los grandes fumadores (no los del “pitillito de vez en cuando”). Primero porque fumar elimina una serie de nutrientes esenciales para la salud de nuestra columna como el ácido fólico (carencias de ácido fólico afectan al sistema nervioso, a la función del colon y a la renal pudiendo generar dolor referido en la lumbar) o la vitamina A (esencial para los huesos); por otro lado, la tos inherente a los fumadores puede provocar dolor de lumbar por la conexión que existe entre boca/laringue/faringue – suelo pélvico – lumbar.
  5. El estrés y la sobre carga laboral generan dolor reflejo agudo tanto en columna cervical como lumbar.
  6. Obviamente, aquellos baja forma física o exceso de peso.
  7. La falta de hidratación y la incorrecta nutrición. Por la relación existente entre vísceras y columna lumbar, aquellas personas que no se hidraten correctamente o cuya dieta sea deficitaria, así como aquellos que padezcan trastornos en el aparato  digestivo como gases o estreñimiento crónicos pueden padecer lumbalgias por el ya mencionado “dolor referido”.

En definitiva, las causas del “Síndrome del dolor lumbar” pueden ser muchas e incluso solaparse y retro alimentarse; por ello, lo mejor es – como siempre -LA PREVENCIÓN. Por ello, no está de más, que reviséis qué elementos de vuestra cotidianeidad pueden ser causa de estas crisis de dolor y comencéis a introducir PEQUEÑOS CAMBIOS QUE ALEJEN – ¡PARA SIEMPRE!- EL FANTASMA DEL DOLOR LUMBAR. 

2 Comentarios

  1. Paula |

    Maravilloso artículo, que bien nos viene a las que tenemos en ocasiones episodios de lumbalgia.
    Muchas gracias¡

    Responder
    • Thalía Calviño |

      Gracias a ti, Paula, por tomarte el tiempo tanto para leerlo, como para comentar.

      Responder

¿Compartes tu opinión con nosotros?